miércoles, 20 de mayo de 2009

Un dia en el Kung Fu


El Kung Fu, padre de las artes marciales, base de bruce lee y de peliculas viejas que pasan en el canal 5, mas que un arte es una forma de vivir y la cual nunca se va a lograr perfeccionar.

La historia que guarda el Kung Fu es fascinante pero no voy a hablar de historia sino de mi experiencia en la federacion peruana de Kung Fu Wushu.


Como fanatico de las artes marciales de pequeño decidi darme un tiempo para aprender el Kung Fu, y que mejor lugar que en la misma federacion. Al llegar me di cuenta que definitivamente todo el dinero del instituto peruano del deporte se va al futbol porque las federaciones de artes marciales parece que estuvieran abandonadas a su suerte en pequeños espacios del estadio nacional, pero poca infraestructura en este caso no significa bajo nivel ya que el kung fu peruano siempre queda entre los primeros puestos a nivel sudamericano.


Mis entrenamientos eran de mas de 2 a mas horas y eran realmente fuertes. A mi costado tenia a un ex convicto con cortes en la cara y atuendos de guerra y a mi otro lado tenia a un choro entrenando Kung Fu para aplicarlo en la calle y asaltar. Pero con estas personas de calle aprendi este efectivo arte. Tuve que soportar olores a cebolla de mis compañeros y uñas largas tratando de patearme. Al ver al maestro superior no sabia si reirme o preguntarle a mis compañeros si era una broma. Literalmente era un moroco topo sin cuello que parecia una masa pequeña con patas pero que a la hora d la hora nos mostro que nunca hay que subestimar a nadie ya que a mi me cogio y me tiro al piso de forma espectacular.


En conclusion si son asquientos no practiquen Kung Fu de ninguna manera.


1 comentario:

Takashi Tanimoto dijo...

fácil te encuentras al q te apuñalo como compañero de clases